Virgen del camino

Virgen del Camino, Oración para Peticiones Difíciles ( Amor, Salud, Trabajo, Necesidades, abrir los caminos…)

Virgen del Camino, Oración para Peticiones Difíciles ( Amor, Salud, Trabajo, Necesidades, abrir los caminos…)

Nuestra Señora del Camino, Señora y

Madre mía, don que Dios Padre Eterno

concedió a los hombres y que con

solicitud maternal nos atiendes y

nunca nos fallas; oh dulce Reina

de la Gloria que nos sostienes ante la

debilidad y con claridad nos indicas los

mejores caminos de la vida: dirígeme,

encamíname, dame tu amparo y orienta

mis pasos para que sepa llegar al Señor.

 

A Ti Virgen María que eres nuestro

consuelo y esperanza, con toda la

confianza de que somos capaces,

elevamos nuestras sinceras plegarias

deseando encontrar en tu Inmaculado

y amable Corazón el auxilio para todos

nuestros problemas y preocupaciones.

 

Reina nuestra, amada

Virgen del Buen Camino, defensora

nuestra en los peligros y consuelo en

la aflicción, estrella Celestial que nos

guías y alumbras para que no nos

perdamos, hoy te abro el corazón e

invoco con sincero amor tu Nombre

pidiendo no me desampares y

me brindes tu favor.

 

Ruega a tu Divino Hijo Jesús por mí,

pídele destierre de mi vida todos los

males que me aquejan, me conceda

perdón por mis faltas y me enriquezca

con su gracia y misericordia.

 

Sabes que estoy pasando muy malos

momentos, que el abatimiento y la

aflicción me consume, por ello te ruego

hagas que se acaben mis conflictos;

Madre tiéndeme tu mano, bendíceme

con tu Presencia, dame alivio en mis

penas, tristezas y amarguras

y limpia y abre mis caminos, ahora

cerrados, para que encuentre todo

despejado hacía la paz, el amor,

el trabajo y el bienestar económico.

 

Dígnate recibir mis plegarias que te

dirijo como amante hijo-a y ayúdame

a que vea cumplidos mis deseos.

 

Madre buena, Madre complaciente,

Madre mía, acudo a tus plantas

implorando intercedas por mí para

que pueda obtener auxilio cuanto

antes en mis muy difíciles problemas

y necesidades, te pido por favor lleves

mis peticiones a tu Hijo, mi hermano,

mi buen amigo, mi Señor y Redentor,

para que Él con su infinita

caridad me conceda:

 

(decir lo que se necesita conseguir)

 

Oh Virgen María, Madre de amor

inmenso, Señora llena de indulgencia

y comprensión, Tú que todo lo puedes

y eres poderosa Abogada nuestra,

remedia los acuciantes problemas

por los que paso, bríndame tu generosa

ayuda, dame tu amor maternal

y no dejes de rogar por mí, pues con una

palabra dicha por Ti a tu Hijo Divino Hijo

Jesús, logras para nosotros, tus hijos,

lo que necesitamos.

 

Madre buena, Madre complaciente,

Madre mía, usa tu piedad conmigo y

sigue acompañándome en mis caminos,

haz que sea más compasivo-a y amable

con los demás y sepa encontrar la

manera de darme a ellos, sobre todo a

los más necesitados, obtenme de tu

Gloriosísimo Hijo la fuerza del Espíritu

para que me de ánimo y fortalezca mis

pasos y haz que no olvide que Él,

al igual que Tú, nunca abandonáis a

los que os aman y confían en Vosotros.

 

Así sea.

Rezar tres Padrenuestros, tres

Avemarías y tres Glorias.

 

La oración y los rezos se hacen

nueve días seguidos.

También te gustará:

Oración a la Mano Poderosa pidiéndole Salud, Dinero y Amor

Oración Magnificat (La Magnífica) Peticiones Difíciles

Oración a San Miguel Arcángel pidiéndole limpiar tu Hogar

Hoy Dios te dice

Oración a la Virgen de Guadalupe Pidiendo Ayuda y Protección

También te gustará:

Oración a los Tres Arcángeles Pidiendo Abundancia y Prosperidad

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres.

Por toda tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo,

por la energía para trabajar,

por darnos la capacidad de crear,

de desarrollar dones y talentos.

Para darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos. Amén. Virgen del camino

Damos gracias a Dios porque

Él abre caminos nos da su

bendición en el camino.

Van nuestros pasos en paz,

sin ansiedad ni angustia porque

tenemos serenidad y confianza.

Le entregamos nuestro corazón y lo buscamos.

Él extiende su bendición. Amén.Virgen del camino

Deja un comentario