San Charbel Historia, Imágenes y oración - Curaciones Milagrosas
San Charbel Historia

San Charbel Historia, Imágenes y oración

San Charbel Historia

Chárbel Makhlouf fue un asceta y religioso maronita libanés, (su verdadero nombre era Yusef Antun Majluf (يوسف أنطون مخلوف), Yusef es el equivalente árabe de “José” y Antun lo es de “Antonio”).

 

Nació en el pueblo de Beqakafra, a 140km. del Líbano, capital libanesa, el 8 de mayo, de 1828. Era el quinto hijo de Antun Makhlouf y Brigitte Chidiac, una familia campesina. Fue bautizado a los ocho días en la Iglesia de Ntra. Señora en su pueblo natal.

 

A los tres años el padre de Yusef fue inscrito en el ejército turco en la guerra contra los egipcios y muere cuando regresaba a casa.

 

Pasado un tiempo, ella se casa de nuevo con un hombre devoto quien eventualmente será ordenado sacerdote (en el rito maronita, hombres casados son elegibles al sacerdocio).

 

A los 20 años de edad, Yusef es el sostén de su casa. Es el tiempo de contraer matrimonio pero él se siente llamado a otra vida. Después de tres años de espera, escuchó la voz del Señor: “Deja todo, ven y sígueme”.

 

Así, una mañana del año 1851 se dirige al convento de Ntra. Señora de Mayfouq, donde fue recibido como postulante. Al entrar en el noviciado renuncia a su nombre bautismal y escoge como nombre de consagración: Chárbel.

 

Chárbel Mahklouf murió en el monasterio maronita de Annaya, en la nochebuena de diciembre de 1898, donde actualmente yacen sus restos incorruptos, se dice que desde su tumba emana un líquido acuoso de sangre, siendo este un caso de emanación milagrosa de sangre licuada o licuefacción, como los de san Gennaro de Nápoles, san Nicolás de Tolentino y de san Pantaleón en el Monasterio de la Encarnación de Madrid.

 

Fue beatificado en 1965 y canonizado en 1977, siendo desde ese año, el primer santo del Líbano

 

En 1950, al pasarle un amito por la cara, quedó impresa en la prenda el rostro de Cristo como en el Sudario de Turín.

 

(Ver “Leyendas Negras de la Iglesia” por Vittorio Messori pg. 210).

 

Es el primer santo oriental desde el siglo XIII.

 

 

George Saad Abi Younes obispo maronita en México, comento: “Colgarle listones a San Charbel es una costumbre de origen mexicano, aunque en la tradición de la iglesia antigua-maronita teníamos algo parecido”.

 

En el Líbano, no era un listón, precisó, “cuando hay en un pueblo libanés una epidemia o enfermedad grande, todas las mujeres vienen con su velo a colocarlo junto a otros alrededor de la iglesia, hasta que se vaya la epidemia, puede ser de ahí donde se tomo esa costumbre y tomó más fuerza aquí en México en las iglesias donde veneran bastante a San Charbel”.

 

Oración

 

Dios, infinitamente santo y glorificado en medio de tus santos. Tú que inspiraste al santo monje y ermitaño Chárbel para que viviese y muriese en perfecta unión con Jesús Cristo, dándose la fuerza para renunciar al mundo y hacer triunfar desde su ermita, el heroísmo de sus virtudes monásticas: pobreza, obediencia y santidad. Te imploramos nos concedas la gracia de amarte y servirte siguiendo su ejemplo.

 

Dios Todopoderoso, Tú que has manifestado el poder de la intercesión de San Chárbel a través de sus numerosos milagros y favores, concédenos la gracia que te imploramos por su intercesión (….) Amén. (Padrenuestro, Ave María y Gloria).

También te gustará:

Oración a los Tres Arcángeles Pidiendo Abundancia y Prosperidad

Escoge un número y descubre tu carta

Ritual de la Sal y el Vinagre

Oración de la Llave de San Expedito. Petición de Abundancia

Oración a la Sombra de San Pedro Pidiendo alejar todo Mal

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.San Charbel Historia


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.San Charbel Historia

Deja un comentario