Ritual protección con velas y el arcángel Miguel Cuando quieras protegerle
Ritual protección con velas y el arcángel Miguel

Ritual protección con velas y el arcángel Miguel

Ritual protección con velas y el arcángel Miguel

Ritual protección con velas

Cuando quieras protegerte de envidias, maldiciones e incluso de ataques energéticos o magias, puedes hacer un ritual de protección.

 

Además también es recomendable hacerlo después de haber hecho un ritual de limpieza para que, aunque te sigan atacando, ese mal que te quieran hacer no tenga ningún efecto.

 

Ritual protección con velas,

 

Los materiales que vas a necesitar son:

 

Tres velones del “Arcángel Miguel” .
Esencia de Todos los Angeles.
Siete varitas de incienso floral.
Tres cuarzos blancos.
Una imagen o dije de tetragramatón (consagrada)
Una bolsita blanca o azul.

 

Plegaria de inicio.
“Tú, Arcángel Miguel, protector de todo lo creado, del tiempo infinito, de las dimensiones ocultas, de lo visible y lo invisible, acude en mi auxilio, concédeme (especificar con toda claridad la petición) si es para mi bien (o el de la persona para la cual se hace).

 

Dí la plegaria en voz alta y si es posible en la primera hora después de que salga el sol en Domingo.
Enciende el incienso, los tres velones y coloca los tres cuarzos blancos ungidos con la esencia de Arcángeles, tetragramatón y piedras.

Ritual protección con velas,

 

Prende las velas diciendo lo siguiente:

 

Deja que los velones se consuman por completo, retira los cuarzos y llévalos siempre contigo en una bolsita azul o blanca y se lo has hecho a otra persona los guardas junto a su foto o junto a su nombre.

 

MUY IMPORTANTE, SI SABES QUE TE HAN HECHO UN HECHIZO, PRIMERO DEBES ROMPER EL HECHIZO, LUEGO UNA LIMPIEZA Y POR ÚLTIMO EL RITUAL DE PROTECCIÓN.

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

Dale a "Me gusta" para recibir nuestras publicaciones en facebook

Deja un comentario

Diez + catorce =