Peticiones Milagrosas Para La Serenidad Y Paz Espiritual
Peticiones Milagrosas Para La Serenidad Y Paz Espiritual

Peticiones Milagrosas Para La Serenidad Y Paz Espiritual

Peticiones Milagrosas Para La Serenidad Y Paz Espiritual

Peticiones Milagrosas Para La Serenidad Y Paz Espiritual

Soberano y eterno Dios,

Admirable en tus santos,

Especialmente en la gloriosa virgen y mártir,

Santa bárbara, a quién previniste con tu gracia

Para mantener su fe, ya que a,

Los doce años de su edad

Padeció cárceles, azotes y otros crueles martirios,

Hasta ser degollada por su mismo padre,

Y en cuyo tránsito te pidió

La concedieras las gracias:

De que los que se valieran de su intercesión

Fuesen libres de mal,

Socorriéndolos en la hora de la muerte,

No permitiendo que muriesen

Sin los santos sacramentos y se lo otorgaste,

Asegurándola que había sido oída su petición;

Te ruego, Señor, por los méritos

De tu querida esposa santa Bárbara,

A quién fortaleció tu omnipotencia

E ilustró tu sabiduría y abrasó tu amor,

Me concedas fortaleza, ayuda y salud,

En estos momentos angustiosos,

Para solucionar mis graves problemas,

(Hacer la petición),

También para resistir las tentaciones,

Para conocer y llorar mis culpas

Y amor tuyo, para que abrasado en él

Merezca el patrocinio de esta sagrada virgen

Y en especial en la hora de mi muerte,

En que fortalecido con los santos sacramentos

Y por medio de ellos y la intercesión de la santa,

Gozar en su compañía contigo en la gloria,

En donde vives y reinas

Por todos los siglos de los siglos.

Amén.

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

Dale a "Me gusta" para recibir nuestras publicaciones en facebook

Deja un comentario

diecisiete + catorce =