Una palabra bíblica diaria para que recibas inspiración y para que tu día sea mejor.

Palabra del Día

Palabra para hoy Lunes

 

¿Dónde está tu seguridad?

 

Cuando parece que todo va mal y no encuentras salida para tus problemas, ¿qué puedes hacer? ¡Cree en Dios!

 

Él tiene poder para salvarte y nunca te abandonará.

 

Confía en él, ora y pídele ayuda y verás cómo cuidará de ti.

 

No existe ninguna puerta que Dios no logre abrir.

 

¿Dónde está tu seguridad?

 

Aprende a encontrar tu seguridad en Dios.

Palabra de Ayer

 

Sé victorioso en Jesús

 

Cuando nos sentimos con un bajón emocional nos enfocamos mayormente en los problemas y en las derrotas, pero debemos recordar que en Jesús somos más que vencedores.

 

En medio de las dificultades debemos fijar nuestros ojos en Jesús.

 

Él nos da una victoria mayor que nuestros problemas porque el sufrimiento es pasajero, pero la victoria en Jesús es eterna.

 

La persona verdaderamente victoriosa es aquella que cree en Jesús y vive consciente de que la victoria real ya fue conseguida: ¡la vida eterna!

 

¡Sé victorioso en Jesús! Fija tus ojos en aquel que es el camino, la verdad y la vida.

Palabra de Anteayer

 

Dios está aquí

 

Dios está presente… ¡tan cierto como el aire que respiras!

 

El Señor es una realidad viva y verdadera para todo el que cree.

 

Sea en el monte más alto o en un profundo abismo la mano derecha del Padre te sustentará.

 

Puede que te sientas solo a veces, pero la realidad es que Dios nunca te abandona.

 

No se trata de lo que sientes, sino de lo que él prometió: ¡que estará siempre contigo!

 

La mano derecha de Dios me guiará y me sustentará en todo lugar (Ver Salmo 139:7-10)

 

¿A dónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿A dónde podría huir de tu presencia?

 

Si subiera al cielo, allí estás tú; si tendiera mi lecho en el fondo del abismo, también estás allí.

 

Si me elevara sobre las alas del alba, o me estableciera en los extremos del mar, aun allí tu mano me guiaría, ¡me sostendría tu mano derecha!

(Salmo 139:7-10)

     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.