Oración a Jesucristo pidiendo hacer Fortuna

Oración a Jesucristo pidiendo hacer Fortuna
Oración a Jesucristo pidiendo hacer Fortuna

Rezar la oración a Jesucristo fortalece tu fe y te brinda consuelo en momentos difíciles. Descubre cómo esta invocación te conecta con la divinidad y te ofrece protección espiritual.

Oración a Jesucristo

 

En nombre de nuestro Señor Jesucristo,

 

Padre, Hijo y Espíritu Santo,

 

sólo un Dios en esencia y trino en personas;

 

yo te invoco, Espíritu,

 

(se hace la señal de la cruz),

 

Espíritu, Espíritu bienhechor,

Oración a Jesucristo pidiendo hacer Fortuna

para que seas mi apoyo y mi ayuda,

 

protejas mi cuerpo y mi alma,

 

acrecientes mis riquezas,

 

seas mi tesoro por la virtud de la Santa Cruz,

 

de la pasión y muerte del Todopoderoso:

 

Yo te requiero por todos los Ángeles

Oración a Jesucristo pidiendo hacer Fortun

de la corte celestial, por los padecimientos

 

de la bienaventurada siempre Virgen María,

 

y por el Señor de los ejércitos

 

que ha de juzgar a vivos y a muertos.

 

A Vos, que sois alfa y omega,

Oración a Jesucristo pidiendo hacer Fortun

Emperador de reyes, Mesías,

 

Señor y Dios mío, a quien todos

 

los Santos invocan, yo os considero

 

y os bendigo y, por vuestra

 

preciosa sangre que derramasteis para salvar

Oración a Jesucristo pidiendo hacer Fortun

al pecador, os suplico os dignéis

 

celebrar mis votos.

 

Amén.

 

Invocación al Espíritu Santo

La oración a Jesucristo comienza con una invocación al Espíritu Santo, reconociendo la Santísima Trinidad. Al hacer la señal de la cruz, se marca un gesto de fe y devoción, simbolizando la entrega del ser a la divinidad.

Rezar esta oración trae consuelo espiritual y fortaleza interior. Al dirigirse al Espíritu Santo, se busca su guía y protección en todos los aspectos de la vida, tanto físicos como espirituales. Esta conexión con la divinidad puede brindar paz y tranquilidad en momentos de dificultad.

Petición de Apoyo y Protección

La oración continúa con una petición directa a Jesucristo para que sea el apoyo y la ayuda en la vida diaria. Se solicita protección tanto para el cuerpo como para el alma, reconociendo la importancia de ambas dimensiones en el ser humano.

Al rezar esta oración, se busca la bendición divina para enfrentar los desafíos y adversidades que se presentan en el camino. Además, se pide el crecimiento en riquezas, no solo materiales, sino también espirituales, buscando la plenitud y la abundancia en todas las áreas de la vida.

Valoración de la Cruz y la Pasión

La referencia a la Santa Cruz ya la pasión y muerte de Jesucristo destaca la importancia del sacrificio redentor en la fe cristiana. Se reconoce a Jesucristo como el tesoro supremo, cuya virtud se encuentra en su entrega total en la Cruz.

Rezar esta parte de la oración implica una reflexión sobre el significado profundo del sufrimiento y la redención en la vida cristiana. Se busca encontrar fortaleza y esperanza en el sacrificio de Cristo, reconociendo su poder transformador en la vida de los creyentes.

Súplica por la Intercesión Celestial

La oración continúa con una súplica por la intercesión de los Ángeles y la Virgen María, así como la confianza en el juicio final de Dios. Se reconoce la autoridad suprema de Jesucristo como Emperador de reyes y Señor de señores.

Al rezar esta parte de la oración, se busca la protección y el auxilio de los santos y los seres celestiales en el camino de la fe. Se confía en la justicia divina y en la misericordia de Dios para guiar y sostener en todas las circunstancias de la vida.

Adoración y Suplicación Final

La oración culmina con una adoración y súplica final a Jesucristo como Señor y Salvador. Se reconoce su divinidad y su papel central en la fe cristiana, y se le pide que escuche y atienda las peticiones del corazón.

Rezar esta última parte de la oración implica una entrega total a la voluntad de Dios y una confianza plena en su amor y su poder. Se busca vivir en conformidad con la voluntad divina y recibir las bendiciones y la gracia que fluyen de la comunión con Jesucristo.

 

Dejar SEO abajo o algo blanco