Oración de San Luis Beltrán para pedir se aleje la mala Suerte
Oración de San Luis Beltrán para pedir se aleje la mala Suerte

Oración de San Luis Beltrán para pedir se aleje la mala Suerte

 

Oración de San Luis Beltrán

San Luis Beltrán: Criatura de Dios,

yo te conjuro y bendigo en el nombre

de la santísima trinidad Padre ,

hijo y espíritu santo, tres personas

y una esencia verdadera, y de la

Virgen María nuestra señora

concebida, sin mancha

del pecado original.

 

Virgen antes del parto, en el parto,

y después del parto, y por la gloriosa

santa Gertrudis tu querida

y regalada esposa, once mil Vírgenes,

señor san José, san Roque

y san Sebastián y por todos los

santos y santas de tu corte celestial.

 

Por tu gloriosísima encarnación,

gloriosísimo nacimiento, santísima

pasión, gloriosísima resurrección,

ascensión por tan altos y santísimos

misterios que creo y con verdad,

suplico a tu divina majestad, poniendo

por intercesora a tu santísima madre

abogada nuestra, libres, sanes a esta

afligida criatura de esta enfermedad,

mal de ojo, dolor, accidente, calentura

o cualquier otro daño, herida o enfermedad.

Amen Jesús.

 

No mirando a la indigna persona

que prefiere tan sacrosantos misterios

con tan buena fe te suplico señor.

 

Para honra tuya y devoción de los presentes,

te sirvas por tu piedad y misericordia de

sanar y librar de esta herida, llaga,

dolor, tumor o enfermedad, quitándole

de esta parte y lugar.

 

Y no permitas tu divina majestad,

le sobrevengan accidente, corrupción,

ni daño, dándole salud para que con

ello te sirva y cumpla tu

santísima voluntad.

 

Amen Jesús , Yo te curo y ensalmo.

 

Jesucristo nuestro señor redentor;

te sane, bendiga y haga en todo

su divina voluntad.

 

Amén.

 

También te gustará:

Oración a Jesús Padre Petición de Protección y Buena Suerte

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

Deja un comentario