Oración al Espíritu Santo para pedir Sanación de padecimientos graves
Oración al Espíritu Santo para pedir Sanación

Oración al Espíritu Santo para pedir Sanación de padecimientos graves

 

Oración al Espíritu Santo

Pido amorosamente a la Gran Fuerza

Invisible y poderosa del Espíritu Santo

que limpie toda impureza

u obstrucción que haya

en mi cuerpo y en mi mente;

que me restaure en perfecta salud.

 

Le pido esto con toda la honradez

y la sinceridad de mi alma

con Dios, y cumpla yo mi parte.

 

Pido a esta Gran Fuerza Invisible

del Espíritu Santo que me ayude

a restaurar mi salud, así como

también la de aquellos presentes

y ausentes que necesitaren estar

en perfecta salud.

 

Pongo toda mi confianza en el Amor,

en el Poder y en la Sabiduría de Dios.

 

Soy uno con la vida perfecta y armonía

de Dios; soy uno con la sustancia

y la Inteligencia Divina. Dios es mi fuerza,

mi sol y mi vida.

 

Yo tengo fe en el poder sanativo

del Espíritu Santo por el cual mi mente

y mi cuerpo ahora están restableciéndose.

Dios es Salud, enfermarme no puedo.

Yo Soy sano, puro, perfecto y saludable,

por el Poder Divino.

 

Dios me bendice ahora.

 

Yo soy la vida radiante de Dios.

 

(MENCIONAR TU PADECIMIENTO)

 

Así sea y será

 

Amén.

 

También te gustará:

Decretos al Arcángel SAN MIGUEL pidiendo Prosperidad

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por todaOración al Espíritu Santo para pedir Sanación

tu creación, por la vida, la bendición.Oración al Espíritu Santo para pedir Sanación

Por la familia, por el trabajo, por la energíaOración al Espíritu Santo para pedir Sanación

para trabajar, por darnos la capacidad deOración al Espíritu Santo para pedir Sanación

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

Deja un comentario