Oración al Arcángel San Rafael para Suerte, Prosperidad, Amor, Trabajo, Salud

arcangel-san-rafael-oracion-para-casos-muy-desesperados-y-angustiosos-amor-salud-necesidades…-P

Querido y bien amado arcángel San

Rafael, lleno de celo por la salvación de

las almas, medicina de Dios y gran

Príncipe de la Corte Celestial, uno

de aquellos siete maravillosos y

nobilísimos espíritus que rodean

al trono del Altísimo, uno de los

siete ángeles que estáis siempre

presentes y tenéis entrada a la

Gloria de Diosy trabajáis día a

día por la obra Divina.

 

Fiel y valioso intercesor ante la

Divinidad, ilustre por los dones de la

Sabiduría y de la Gracia, ángel de la

paz y la prosperidad y poderoso rescate

de todos los que imploran tu ayuda,

confiando en el enorme amor y caridad

que has demostrado en todo momento

por los hombres, te invoco dulcemente

y con toda mi esperanza puesta en ti

para que seas consuelo en mi desolación

y amparo en mis sufrimiento, para que

me asistas en todas las necesidades y

me alivies en las penas de esta vida.

Oh soberano arcángel, san Rafael,

alegría de los afligidos e infelices,

en el nombre de Dios te ruego que

no te apartes de mi lado dame tu

asistencia desde lo alto del Cielo y

concédeme suerte, amor, trabajo,

prosperidad y salud como distes

a Tobías y a la familia de Sara.

 

Arcángel san Rafael príncipe de la

celestial Jerusalén, tú que eres el

remedio de Dios dígnate interceder

por mi delante de Él para que obtenga

rápida y satisfactoria solución en mis

penalidades, problemas y necesidades

especialmente las que te manifiesta mi

corazón y con tanta fe y viva esperanza

te expongo ahora: (solicitar lo que se

desea conseguir), si ha de ser para Gloria

de su Santo Nombre y bien de mi alma.

 

Oh glorioso protector mío, bendito

Arcángel san Rafael, líbrame de todos

los enemigos, males y peligros,

despéjame y abre mis caminos en

esta vida terrenal, para llegar felizmente

al puerto de salvación eterna.

 

Arcángel san Rafael grande en la piedad,

guíame, cuídame, acompáñame y vigila

mis pasos, pide al Todopoderoso Padre

que atienda mis suplicas y que me dirija

por las sendas del amor, la justicia y

la verdad, para poder llegar a la Gloria

Eterna en la paz, la salvación y la alegría,

y junto a ti, la Santísima Virgen y los

Coros de Ángeles  pueda alabar y

bendecir al Señor y

contar sus maravillas.

 

Que así sea.

 

Rezar tres Padrenuestros, Tres Avemarías

y tres Glorias.

 

Repetir la oración y los

rezos tres días seguidos.

Oración al Arcángel San Rafael para Suerte