Oración al Arcángel Gabriel pidiendo librarnos de la envidia de enemigos
Oración AL ARCÁNGEL GABRIEL

Oración al Arcángel Gabriel pidiendo librarnos de la envidia de enemigos

 

 Oración al Arcángel Gabriel

“San Gabriel, protégeme y guíame.

 

No te olvides de bendecirme

con los poderes de la comunicación

de los ángeles”.

 

A continuación se invita

al Arcángel San Rafael,

proclamando:

 

“San Rafael, protégeme y guíame.

 

No te olvides de darme tu santa

bendición otorgándome los poderes

de la curación de los ángeles”.

 

El Arcángel Miguel sera el siguiente

al que invoquemos de la siguiente manera:

 

“San Miguel, protégeme y guíame.

No te olvides de bendecirme con los

poderes de la visión de los ángeles”.

 

Y ya por ultimo, hay que dirigirse

al Arcángel San Uriel, diciéndole:

 

San Uriel, protégeme y guíame.

Bendíceme con los poderes de la

inspiración de los ángeles”.

 

Una vez invocados los cuatro Arcángele

s se dice con convicción

y fehacientemente:

 

“Arcángeles  abrid mi mente,

mi corazón y mi intuición,

y ayudadme a dar buenos pasos

para transformar mi vida

a mejor y protegerme de todo mal.

 

Con todo mi amor os pido vuestra

bendición para que me llegue

en cada momento de mi vida.

 

Bendecid mis sentimientos

y pensamientos, asi como mi cuerpo.

 

Doy gracias a la vida, y agradezco

también las bendiciones

de los Arcángeles.

 

Así sea

 

Amén”.

 

También te gustará:

Oración a Jesús Padre Petición de Protección y Buena Suerte

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

Deja un comentario