Oración a Yemayá pidiendo ingresos Económicos y suerte en el Amor
Fuerte Oración, Yemayá

Oración a Yemayá pidiendo ingresos Económicos y suerte en el Amor

 

Yemayá

¡O madre de las aguas!

Grande es tu poder

tu fuerza y tu luz

Grande es tu amor

por tus hijos.

 

Como lo es la sabiduría

con que gobiernas

Desde todos los

océanos y mares.

 Fuerte Oración, Yemayá
Has que llegue a ti mi pedido

Y hazme los favores De alejar

de mi rumbo a mis enemigos

Y ahogar en mí,a mis temores.

 Fuerte Oración, Yemayá

Que no llegue a mi

hogar la tristeza

Ni rencores o pesares

Que sea tu grandeza

la mayor riqueza

que me dispensares.

Salve Yemanyá, doña Yanaína.

 

Cualquiera fuera tu nombre,

cualquiera las playas y costas,

Que tus aguas besaren.

Cualquiera el ritmo incesante,

de tus olas, de tus mares.

 

Mi Fe en ti deposito,

como parte de la creación

de Dios en la tierra .

Y es por eso que te pido,

y se que mi ruego será atendido

Si es justo y bien por mí merecido.

Amén.

 

También te gustará:

Oración a la Piadosa Virgen María Pidiendo Protección y Abundancia

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran alabanza por ser quien eres.

Por toda tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía para trabajar, por darnos la capacidad de crear, de desarrollar dones y talentos.

Para darnos la fuerza para ayudar y bendecir a otros con lo que tenemos o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre caminos nos da su bendición en el camino.

Van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni angustia porque tenemos serenidad y confianza.

Le entregamos nuestro corazón y lo buscamos.

Él extiende su bendición.

Amén.


Señor, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

valor para cambiar las que sí puedo y sabiduría para conocer la diferencia;

viviendo un día a la vez, disfrutando un momento a la vez;

aceptando las adversidades como un camino hacia la paz;

creyendo que Tú harás que todas las cosas estén bien si yo me entrego a tu voluntad;

de modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida e increíblemente feliz.

Contigo en la siguiente.

Amén.

Deja un comentario