Un devocional diario para fortalecer tu relación con Dios

 

Devocional para hoy Martes

 

Cuenta las estrellas

Luego el Señor lo llevó afuera y le dijo: —Mira hacia el cielo y cuenta las estrellas, a ver si puedes. ¡Así de numerosa será tu descendencia!
Abram creyó al Señor, y el Señor se lo reconoció como justicia.
(Génesis 15:5-6)

Abram ya estaba muy mayor y Sara, su esposa, además de estar entrada en edad, era estéril. Dios los llamó, y por fe, ellos salieron de entre sus parientes para ir a una tierra desconocida que el Señor les había prometido.

Todo parecía muy poco probable, pero ellos creyeron en la palabra del Señor. Dios, siendo rico en misericordia, tenía planes mucho más grandes para esa familia. Hasta el día de hoy, todos los cristianos de la tierra son bendecidos por medio de un descendiente de Abram: ¡Jesucristo!

Dios invitó a Abram a mirar al cielo. Es imposible contar todas las estrellas. También es imposible que Dios deje de cumplir sus promesas y sus propósitos. Él está sobre todas las estrellas y las conoce a todas.

También conoce tu corazón y tus sueños. Recuerda que sobre todas las cosas que parecen enormes está el Señor Dios soberano. ¡Él tiene el control de todo!

Cree y vive por fe, como Abram:

Cree en el Señor de todo corazón. Eso fue lo que distinguió a Abram y al pueblo de Dios en toda la historia.

Mira al cielo. No pongas tus ojos en las dificultades de este mundo. El socorro viene del Señor.

Confía en la palabra de Dios aunque las circunstancias digan lo contrario. Busca en él el auxilio que te motivará.

La fe nos conduce al amor y a la obediencia. Expresa tu amor y tu sumisión a Dios buscando su orientación en la sagrada Biblia.

Ora y entrega tus sueños en las manos de Dios.

Para orar:

Eterno Dios, tú eres el mismo ayer, hoy y lo serás eternamente. Estás sobre todo el universo, tienes un plan bueno y un propósito superior a nuestra comprensión actual. Te entrego todos mis sueños y planes.

Ayúdame a pasar por las dificultades que estoy enfrentando con fe y confianza. Gracias por Jesucristo por medio de quien soy más que vencedor. Amén.

Devocional de Ayer

 

Puedes vencer el miedo que te paraliza

Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios.

Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.

(Isaías 41:10)

¿Cómo vencer el miedo? Ese sentimiento que paraliza o nos lleva a hacer cosas estúpidas para evitar aquello que tememos…

La Biblia dice que la solución para el miedo es el amor.

Cuando el amor de Dios entra en tu corazón, él expulsa el miedo. Puedes encontrar en Jesús la fuerza que necesitas para enfrentar tus miedos.

3 cosas que puedes hacer hoy para vencer tus miedos:

Ora a Dios tan pronto empieces a sentir miedo o ansiedad

Habla con un hermano en la fe sobre tu miedo y pídele que ore por ti

Recuerda todas las veces que Dios te ha protegido. Él es fiel y continuará haciéndolo.

Para orar:

Señor, reconozco que tengo miedo, pero también reconozco que tú estás conmigo. Ayúdame a sentir tu amor y tu paz durante este dia y líbrame de todo el temor. Amén.

 

Devocional de Anteayer

 

¡No te dejes llevar!

Nunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al Señor con el fervor que da el Espíritu.
(Romanos 12:11)

Hay muchas «olas» que vienen contra nosotros y a veces nos dejamos llevar por ellas. Son circunstancias que llegan y nos absorben totalmente. ¡Mantente atento y no te dejes llevar! Pueden ser nuevas modas, ideas engañosas o nuevos comportamientos sociales.

En muchos casos, si no nos sumergimos de cabeza en esas prácticas recibimos la crítica de los que se suman a ese mundo sin siquiera reflexionar un poco.

Como cristianos no estamos exentos de enfrentar tiempos de sufrimiento, de tristeza o desánimo en la vida. Lo que necesitamos es mantener viva la llama de la fe, la esperanza y el amor que tenemos en nuestro Señor Jesucristo.

Continúa firme en lo que dice la Biblia. No te dejes llevar por vientos de doctrinas, hombres o ideas que no tienen fundamento bíblico. Sé celoso, dedicado al Señor y a las disciplinas espirituales, aunque esto no sea lo que hace la mayoría. ¡Ama y sirve a Dios con fervor!

Decide no dejarte llevar

No te dejes llevar por la corriente. Mantente firme en la fe y en los principios bíblicos.

¿Qué es mejor: tener la aprobación de la gente o la de Dios? Piensa en eso – Marcos 8:36.

Para poder rechazar lo que es falso debes conocer lo que es verdadero. Ora a Dios y busca conocerle de verdad. Ten la Biblia como tu compañera diaria, vive en obediencia y ora constantemente.

Está dispuesto a soltar tus puntos de vista personales, las falsas enseñanzas, y no te congregues con grupos que no enseñen el Evangelio verdadero de Jesucristo.

Ora y pide a Dios sinceramente que te enseñe la verdad por medio de su Palabra. Sirve a Dios con dedicación y con una fe fervorosa.

Busca una iglesia que tenga la Palabra de Dios como fundamento. Todo lo demás es secundario. La Biblia debe ser mucho más escuchada que cualquier dogma religioso, líder o filosofía humana.

Para orar:

Amado Dios, ayúdame a continuar luchando y obedeciendo tu Palabra a pesar de las presiones a mi alrededor. Señor, hay tantas voces, que a veces es difícil discernir cuál de todas es la tuya.

Ayúdame a comprender tu voluntad a través de la Biblia sagrada. Que yo te conozca más cada día a través de ella y que tenga una vida de comunión verdadera contigo. ¡Te necesito, mi amado Salvador! No permitas que me deje llevar por ninguna nueva «ola», sino que yo sea guiado siempre por tu Espíritu Santo. En el nombre de Jesús, amén.

Qué es el Devocional diario

 

El Devocional diario es un momento especial del día que dedicas para tener un tiempo precioso de comunión con Dios. Es muy sencillo establecer una rutina emocionante de descubrimiento y crecimiento espiritual.

Lo lograrás al separar un momento cada día para acercarte al Señor. Durante el Devocional leerás un versículo de la Biblia con una meditación sobre el texto. Luego, meditarás sobre las enseñanzas y cómo aplicarlas en tu vida. Al final, podrás orar.

Cómo hacer tu Devocional diario

Aquí tienes unos consejos para que aproveches al máximo la lectura del mensaje bíblico durante el Devocional diario:

Aparta un momento y escoge un lugar específico: tu momento devocional será más provechoso si dejas de lado el ajetreo e inviertes en un tiempo placentero a solas con Dios.

Lee el versículo o el pasaje bíblico con atención: desarrolla un estilo de vida comprometido con la Palabra de Dios todos los días y evita las distracciones.

Lee la meditación diaria: reflexiona e intenta comprender el propósito de Dios para tu vida a través de los comentarios.

Aplicación práctica: anota tus descubrimientos y no olvides poner en práctica todo lo que has aprendido por medio de la Biblia.

Comparte lo que aprendiste: intenta compartir con otras personas a través de tus conversaciones e interacciones diarias lo que Dios te enseña en tus momentos de devocional diario.

¡No olvides la importancia de vivir una vida totalmente comprometida con la Palabra de Dios!

     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.