Un devocional diario para fortalecer tu relación con Dios

Devocional de Hoy

MIÉRCOLES, 15 DE JULIO DE 2020

Nada se compara con lo que ha de venir

De hecho, considero que en nada se comparan los sufrimientos actuales con la gloria que habrá de revelarse en nosotros.
(Romanos 8:18)

No es fácil atravesar el largo camino de la vida. Habrá momentos buenos y alegres, pero también llegarán momentos de luto, de dificultad y sufrimiento. Pero una cosa es cierta: ¡ningún momento difícil se compara con lo que ha de venir!

Pablo tenía autoridad para escribir estas palabras. A través de su vida podemos constatar que ninguna dificultad o sufrimiento se comparó con lo que él experimentó de Dios. Todo dolor se convirtió en galardón y Pablo está hoy en la gloria donde también estaremos un día.

Dios ha preparado la alegría eterna de que estemos a su lado, pero también nos preparó grandes bendiciones que están siendo reveladas desde ya en la tierra. Andar de «fe en fe y de gloria en gloria» es así. Todos los momentos difíciles son transitorios y todo contribuye para nuestro bien, sea para el crecimiento de nuestra fe o para que el nombre de Dios sea glorificado.

Nunca pienses que los momentos de tribulación son el fin. En realidad esos momentos son un medio para que aumentemos nuestra fe y crezcamos en gracia. Y todavía más porque nada se compara con lo que recibiremos de Dios en el futuro.

Esa debe ser nuestra meta, el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Con nuestra meta, que es Cristo, cualquier tribulación parece más pequeña delante de lo que ha de venir.

¡Lo mejor está por venir!
Mantén en mente que toda tribulación es pasajera. Medita en la palabra de Dios, esta es la mejor forma de atravesar las tribulaciones. Los problemas pasarán.

Cuando la carga parezca muy pesada recuerda que Dios es capaz de ayudarte a cargarla. Solo necesitas hablar con él y pedir su auxilio. Dios no nos desampara en las dificultades: ¡ora!

Si te sientes solo, comparte tus dificultades con un hermano de confianza. Siempre es mejor dos que uno para enfrentar un desafío en oración.
Para orar:
Señor Dios, estoy consciente de que todo ayuda para el bien de los que te aman. Derrama en mí tu Espíritu Santo para que yo pueda atravesar estos desafíos. Que tu nombre sea glorificado a través de mi victoria. Amén.

Devocional de Ayer

 

Roca eterna

Confíen en el Señor para siempre, porque el Señor es una Roca eterna.
– Isaías 26:4

Últimamente se habla mucho sobre la inestabilidad o el riesgo que ésta puede causar. Las personas y los sistemas atraviesan problemas constantes de inestabilidad en las relaciones comerciales entre países, las decisiones políticas y financieras, las alteraciones climáticas y geológicas, y hasta a nivel familiar o psicológico.

Algunas de esas oscilaciones pueden dejar un rastro bastante destructivo en regiones asoladas por sismos o tsunamis, por ejemplo.

A pesar de todas las variaciones e incertidumbres que pueden acechar nuestras vidas, hay por lo menos un aspecto en el que podemos tener una firme esperanza: ¡Dios es una roca inamovible! Todo lo demás puede sufrir alteraciones y cambios causados muchas veces por la acción inconsecuente y desastrosa del ser humano. Pero Dios y su

Palabra permanecen firmes para siempre.

Encuentra tu seguridad eterna en Jesús:
Ora y pon tu vida enteramente sobre el fundamento firme que es el Señor.

Confía que Dios es tu roca eterna, entrégale todas las ansiedades y cree que él cuida de ti.
Busca orientación en la Palabra de Dios para tus planes, tus sueños y tu familia.

Comparte con otras personas la estabilidad de la roca eterna que es Cristo.
Para orar:
Señor Dios, tú eres mi roca eterna. Gracias por sustentar mi vida todos los días. Ayúdame a mantener la fe firme en ti y que mi corazón sea renovado por tu Palabra. Que mi familia, amigos y todos los que sufren con las incertidumbres de este mundo puedan también conocerte y afirmarse en tu amor. En el nombre de Jesús, amén.

Devocional de Anteayer

 

Todo saldrá bien

Ustedes, queridos hijos, son de Dios y han vencido a esos falsos profetas, porque el que está en ustedes es más poderoso que el que está en el mundo.
(1 Juan 4:4)

Hay momentos en los que parece ser que olvidamos a quien tenemos de nuestra parte. Perdemos la sensibilidad, nos sentimos desubicados y las cosas no parecen salir bien. Esto pasa cuando nos alejamos del Señor. Nos da la impresión de que no avanzamos, nos sentimos estancados, detenidos en el tiempo.

La mejor solución para romper este ciclo que nos inmoviliza es regresar a los brazos del Señor. Dios ya nos concedió la victoria pues somos sus hijos. Y cuando estamos en él, somos más grandes que los problemas que intentan frenarnos. Cristo venció el mundo y con él vencemos.

Lo que puede parecer una derrota, con Cristo es la oportunidad para un grande mover en nuestra vida. Pon a Dios en el centro de tus planes y confía en su palabra. Fortalece tu fe, ten comunión con él y verás cómo Dios te concede la victoria. Si Dios obra, ¿quién lo impedirá? Todo saldrá bien en el nombre de Jesús.

Con Dios todo sale bien
Si estás alejado de los caminos del Señor, pide perdón y acércate a Dios. Ahora es el mejor momento para recomenzar. Nuestro Dios es misericordioso.

Deposita tu fe en Dios. En medio de las dificultades, pon a Dios por encima de los problemas. No hay nada que él no pueda resolver. Nuestro Dios es poderoso.
Agradece a Dios por todo, hasta por los problemas. Las dificultades nos ofrecen una oportunidad para crecer en la fe y en la gracia. De esta forma él nos bendecirá todavía más. Nuestro Dios es soberano.

Para orar:
Señor Dios, quiero darte las gracias y pedir que me guíes. Quiero estar cerca de ti y andar siempre contigo. Tú venciste al mundo y contigo soy más que vencedor. En el nombre de Jesús, amén.

Qué es el Devocional diario

El Devocional diario es un momento especial del día que dedicas para tener un tiempo precioso de comunión con Dios.

Es muy sencillo establecer una rutina emocionante de descubrimiento y crecimiento espiritual.

Lo lograrás al separar un momento cada día para acercarte al Señor.

Durante el Devocional leerás un versículo de la Biblia con una meditación sobre el texto. Luego, meditarás sobre las enseñanzas y cómo aplicarlas en tu vida. Al final, podrás orar.

Cómo hacer tu Devocional diario

Aquí tienes unos consejos para que aproveches al máximo la lectura del mensaje bíblico durante el Devocional diario:

Aparta un momento y escoge un lugar específico: tu momento devocional será más provechoso si dejas de lado el ajetreo e inviertes en un tiempo placentero a solas con Dios.

Lee el versículo o el pasaje bíblico con atención: desarrolla un estilo de vida comprometido con la Palabra de Dios todos los días y evita las distracciones.

Lee la meditación diaria: reflexiona e intenta comprender el propósito de Dios para tu vida a través de los comentarios.

Aplicación práctica: anota tus descubrimientos y no olvides poner en práctica todo lo que has aprendido por medio de la Biblia.

Comparte lo que aprendiste: intenta compartir con otras personas a través de tus conversaciones e interacciones diarias lo que Dios te enseña en tus momentos de devocional diario.

¡No olvides la importancia de vivir una vida totalmente comprometida con la Palabra de Dios!

 

También te gustará:

Oración de Amor a San Pablo pidiendo ayuda

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

4 respuestas

  1. Gracia mi amado padre gracias por todas y cada una de las bendiciones que me regalas . Llename cada dia de tu presecia yona el control de mi vida.

  2. Gracias padre celestial por el día de hoy que estuviste con conmigo fue un excelente día lleno de bendiciones amén

  3. Gracias padre celestial por las bendiciones recibido cada día
    que me ha hecho sentir maravilloso tenerte siempre en mi vida y saber que mi familia está bien cada día amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.