Devocional diario

Devocional Diario

 
 

Un devocional diario para fortalecer tu relación con Dios

Devocional de Hoy

VIERNES, 21 DE FEBRERO DE 2020

Yo estoy contigo

Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.
(Isaías 41:10)

A veces sabemos qué camino seguir y qué hacer, pero aun así nos entra un «toque» de miedo, lo suficiente como para impedir nuestro avance.

Vivir lo sobrenatural es superar los miedos, es avanzar con los ojos de la fe en lugar de dejarnos llevar por los naturales.

En la Biblia encontramos diversas historias que muestran que nuestros ojos naturales no son suficientes para activar nuestra fe.

Imagina los primeros pasos del pueblo hebreo avanzando por el Mar Rojo, o la tropa de Josué tocando la trompeta en Jericó.

Dios hace maravillas que a nuestros ojos parecen locura y eso nos puede hacer sentir algo de temor.

Pero la solución es tener claro que todas esas «locuras» hechas por Dios ayudan para el bien de aquellos que le aman.

Solo Dios es capaz de realizar lo sobrenatural para bendecirnos.

Tenemos que tener clara nuestra confianza en Dios.

Cuando confiamos verdaderamente en el Señor el miedo pierde fuerzas pues sabemos que Dios es capaz de realizar lo imposible.

¡Él está con nosotros! Y si Dios está de nuestra parte, ¿quién puede estar en contra nuestra? (Romanos 8:31)

No temas, ¡él está contigo!

Lee la Biblia. Aumenta tu confianza en Dios siendo consciente de todo lo que él ya ha hecho en tu vida.

Fortalece tu relación con Dios a través de la oración.

Orar nos hace más fuertes espiritualmente y aumenta nuestra confianza en Dios.

Aumenta tu comunión con los hermanos.

Caminar juntos nos da confianza, y Dios se hace presente en nuestro medio.

Para orar:

Señor Dios, tú haces lo imposible y eres capaz de proporcionar una salida donde parece que no la hay.

Dame valor para avanzar firme en tus promesas.

No quiero permanecer parado, quiero avanzar y alcanzar todo lo que tú ya has preparado para mí. En el nombre de Jesús, amén.

Devocional de Ayer

Dios tiene el control de todo

Él se levantó, reprendió al viento y ordenó al mar: —¡Silencio! ¡Cálmate!

El viento se calmó y todo quedó completamente tranquilo.

—¿Por qué tienen tanto miedo? —dijo a sus discípulos—. ¿Todavía no tienen fe?

Ellos estaban espantados y se decían unos a otros: —¿Quién es este, que hasta el viento y el mar le obedecen?

(Marcos 4:39-41)

Este pasaje narra un episodio bastante interesante del Evangelio.

Jesús estaba en una barca con sus discípulos atravesando el mar de Galilea y se dirigían a la otra orilla de la playa. Había otras barcas que les seguían.

Es bastante probable que Jesús estuviera cansado porque se acurrucó con una almohada y se durmió allí mismo en la proa.

De repente, comenzó un gran temporal con vientos fuertes y grandes olas que amenazaban inundar el barco en el que estaban al igual que a los otros barcos que les seguían.

¡Los discípulos estaban desesperados! Aunque ellos dominaban estrategias de manejo de control de barcos, aquella situación les superaba.

Ellos temían que pasara lo peor… En medio de la aflicción puede que hayan pensado: «¿Cómo es posible que él pueda dormir en medio de esta gran tormenta?»

Pues es sencillo: Jesús tenía control sobre todas las cosas, incluso aquello que causaba temor a sus amigos.

Ellos clamaron al Maestro para que calmara la tempestad y él lo hizo.

Confía en el control soberano de Jesús

Cree que Jesús es todopoderoso. Su poder supera la fuerza de la naturaleza y de todos los poderes de este mundo.

Entrega el control de tu vida al Señor Jesucristo.

Él es el único que puede cuidarte y darte la seguridad eterna.

No tengas miedo de las circunstancias adversas que surgen si Jesús está en el control de tu vida.

Busca a Jesús cuando te encuentres en medio de las tempestades de la vida.

Confía en que el barco no se va a hundir porque él está presente.

Clama a Dios, él tiene dominio y poder sobre todo el universo.

Él traerá sosiego a tu corazón.

Comparte con otros el Evangelio de la gracia de Jesucristo.

Él es el mismo ayer, hoy y lo será eternamente.

Para orar:

Señor mi Dios, gracias por enseñarme a confiar en ti. Nada puede contener tu fuerza y nada puede compararse con tu poder.

¡No sé cómo es posible que yo a veces sienta miedo en medio de las circunstancias! Sé que tú estás conmigo siempre…

Ayúdame a creer en ti. Clamaré por tu auxilio cuando todo parezca perdido y cuando mi corazón se encuentre afligido. ¡Calma la tempestad, Señor!

Ayúdame a percibir tu serenidad y a confiar que tú estás en control de todas las cosas. En el nombre de Jesús, amén.

Devocional de Anteayer

La gracia y la verdad

De su plenitud todos hemos recibido gracia sobre gracia, pues la ley fue dada por medio de Moisés, mientras que la gracia y la verdad nos han llegado por medio de Jesucristo.
(Juan 1:16-17)

La Ley de Dios, dada a través de Moisés, mostró quiénes somos nosotros en realidad y la grandeza y la santidad de Dios.

Por medio de ella vemos cuán lejos estamos de alcanzar la bondad y la excelencia de Dios.

Los mandamientos del Señor no son meras ordenanzas sino que son amor y vida para aquel que los obedece. Sin la ayuda del Señor vimos que el hombre fracasó pues no logró cumplir la voluntad de Dios.

Es imposible lograrlo por nuestros propios méritos…

¡Mas gracias damos a Dios por Jesucristo! Al venir al mundo él personificó la gracia y la verdad de Dios para los hombres.

Él no solamente trajo y revisó instrucciones sino que vivió cumpliendo la Ley en toda su plenitud. J

esús mostró en la práctica cómo debemos ser para con Dios y mostró el amor y la vida de Dios para con el hombre.

¡Camina en la gracia y la verdad de Jesús! Verás cómo él te ayudará y te concederá la victoria y la vida abundante.

Gracia sobre gracia:

Ora y pídele a Dios que te ayude a comprender y vivir la verdad y la gracia a través de Jesucristo.

Sé agradecido. Jesús trajo en persona la solución final para nuestra insuficiencia delante de Dios.

Esfuérzate en conocer la Biblia más a fondo. A través de ella descubrirás cómo agradar al Señor.

Lee el Evangelio de Juan e intenta identificar otros pasajes que hablen sobre la gracia y la verdad de Dios.

Anota las referencias que encuentres y todo lo que vas aprendiendo gracias a ellas.

Comparte con otras personas lo que descubras sobre la verdad y la gracia de Jesús.

Para orar:

Señor Dios, muchas gracias por habernos enviado a Jesús. A través de él recibimos la salvación y el perdón para nuestros fallos.

En Jesús tenemos también el modelo exacto de cómo te podemos agradar, obedecer y amar.

Eso es maravilloso porque realmente no lo conseguiríamos por nosotros mismos.

Enséñanos a andar siempre en ese camino que es Cristo, el camino de verdad, gracia, amor y vida.

Ayúdame a reflejar al mundo tu plenitud y tu gracia sin fin. En el nombre de Jesús, amén.

Qué es el Devocional diario

El Devocional diario es un momento especial del día que dedicas para tener un tiempo precioso de comunión con Dios.

Es muy sencillo establecer una rutina emocionante de descubrimiento y crecimiento espiritual.

Lo lograrás al separar un momento cada día para acercarte al Señor.

Durante el Devocional leerás un versículo de la Biblia con una meditación sobre el texto.

Luego, meditarás sobre las enseñanzas y cómo aplicarlas en tu vida. Al final, podrás orar.

CÓMO HACER TU DEVOCIONAL DIARIO

Aquí tienes unos consejos para que aproveches al máximo la lectura del mensaje bíblico durante el Devocional diario:

Aparta un momento y escoge un lugar específico: tu momento devocional será más provechoso si dejas de lado el ajetreo e inviertes en un tiempo placentero a solas con Dios.

Lee el versículo o el pasaje bíblico con atención: desarrolla un estilo de vida comprometido con la Palabra de Dios todos los días y evita las distracciones.

Lee la meditación diaria: reflexiona e intenta comprender el propósito de Dios para tu vida a través de los comentarios.

Aplicación práctica: anota tus descubrimientos y no olvides poner en práctica todo lo que has aprendido por medio de la Biblia.

Comparte lo que aprendiste: intenta compartir con otras personas a través de tus conversaciones e interacciones diarias lo que Dios te enseña en tus momentos de devocional diario.

¡No olvides la importancia de vivir una vida totalmente comprometida con la Palabra de Dios!

 

 
Falta para la Sanación a Distancia
 

También te gustará:

Oración de Amor a San Pablo pidiendo ayuda

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

Deja un comentario