Consagración al Espíritu Santo para Abundancia. "Bondadoso Dador de Gracias"
Consagración al Espíritu Santo

Consagración al Espíritu Santo para Abundancia.

Consagración al Espíritu Santo para Abundancia.

Consagración al Espíritu Santo

“Bondadoso Dador de Gracias, Espiritu Santo consuelo verdadero de mi corazón,

te adoro con profunda humildad como a mi Dios y supremo Señor.

Te adoro y bendigo como al único Auxiliador en toda indigencia

y como liberalísimo dispensador de todo bien, gracia y alegría celestial.

Dios Espíritu Santo, amor suave del Padre y del Hijo,

para ser todo tuyo/a te entrego desde ahora y para siempre,

mi corazón, mis energías y facultades, mis pensamientos, aspiraciones,

palabras y obras; mis penas y gozos, mi vida y mi muerte.

Te entrego también a todos aquellos que me son mas queridos,

y cuanto soy y cuanto tengo a fin de que solo TU dispongas ello

y con TU AMOR reines sobre mi en el tiempo y en la eternidad”. Amen.

 También te gustará : Oración a San Agustín para tener el éxito deseado en Proyectos Nuevos

Bebe esto a las 8 de la mañana y eliminarás toda la grasa del estómago

Ella mete sus pies en agua con hielo antes de dormir, cuando sepas la razón vas a querer hacerlo esta noche

Oración a San Judas Tadeo. Petición de Abundancia.

Oración de Petición a San Antonio de Padua

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran alabanza por ser quien eres.

Por toda tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía para trabajar, por darnos la capacidad de crear, de desarrollar dones y talentos.

Para darnos la fuerza para ayudar y bendecir a otros con lo que tenemos o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre caminos nos da su bendición en el camino.

Van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni angustia porque tenemos serenidad y confianza.

Le entregamos nuestro corazón y lo buscamos.

Él extiende su bendición.

Amén.


Señor, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

valor para cambiar las que sí puedo y sabiduría para conocer la diferencia;

viviendo un día a la vez, disfrutando un momento a la vez;

aceptando las adversidades como un camino hacia la paz;

creyendo que Tú harás que todas las cosas estén bien si yo me entrego a tu voluntad;

de modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida e increíblemente feliz.

Contigo en la siguiente.

Amén.

Deja un comentario