Oraciones a Santa Brígida para alejar el mal de ojo de personas
Oraciones a Santa Brígida para alejar el mal de ojo

Oraciones a Santa Brígida para alejar el mal de ojo de personas malvadas y con malas Intenciones Negativas

FacebookWhatsApp

Oraciones a Santa Brígida para alejar el mal de ojo de personas malvadas y con malas Intenciones Negativas

Oraciones a Santa Brígida para alejar el mal de ojo

Por mucho tiempo, Santa Brígida
Había deseado saber cuántos latigazos
Había recibido Nuestro Señor en Su Pasión.
Cierto día se le apareció Jesucristo, diciéndole:

“Recibí en Mi Cuerpo cinco mil,
Cuatrocientos ochenta latigazos; son 5.480 azotes.
Si queréis honrarlos en verdad, con alguna veneración,
Con las siguientes oraciones, durante un año completo.
Al terminar el año, habréis venerado
Cada una de Mis Llagas”.

Padre Nuestro…
(Padre nuestro, que estás en el Cielo,
Santificado sea Tu Nombre;
Venga a nosotros Tu Reino;
Hágase Tu Voluntad en la tierra como en el Cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
No nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

Amén.)

Señor, en tus manos dejo cada una de mis obras del día de hoy, por favor guía mis acciones y ayúdame a alcanzar mis propósitos, aleja al enemigo mal intencionado de mi vida y permíteme avanzar por caminos de alegría y bendición.

Mi vida y mis más grandes anhelos están bajo tu cuidado, porque confío en ti, confío en tus promesas y porque sé que Tú has de cumplir tu palabra en mi vida, Amén.

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

Dale a "Me gusta" para recibir nuestras publicaciones en facebook

Deja un comentario

4 × tres =