Oración milagrosa al Señor de los Milagros de Esquipulas para peticiones
Señor de los Milagros

Oración milagrosa al Señor de los Milagros de Esquipulas para peticiones difíciles y Urgentes

FacebookWhatsApp

Oración milagrosa al Señor de los Milagros de Esquipulas para peticiones difíciles y Urgentes

Oración milagrosa al Señor de los Milagros de Esquipulas

Señor de los Milagros

Señor de los Milagros,
En tu presencia vengo a hacer mi oración.

Mi fe en Ti, está presente,
Porque tú todo lo llenas.

Estas en todas partes,
Para que en todas partes yo te busque.

Estas dentro de mí
Para darme y conservarme el ser,
Estas delante de mí para guiarme,
Estas detrás de mí para defenderme.
Estas debajo de mí para sostenerme
Estas sobre mí para bendecirme,
Estas a mi lado para acompañarme,
Estas siempre conmigo para inspirarme,
Para fortalecerme, para trabajar conmigo.

A tu presencia vengo pues,
Señor de los Milagros,
A hacer mi oración.
Haz que ella sea sencilla, humilde, sincera.

Sencilla como la súplica del niño.
Humilde como la petición del pobre.
Sincera como la oración del publicano.

Aquí estoy, Señor de los Milagros,
En tu presencia,
Pobre ante le rico,
Enfermo ante el médico,
Débil ante el omnipotente,
Pecador ante la santidad infinita.
Quiero postrarme,
Reverente para adorarte.
Quiero que mis pensamientos
Todos sean para Ti.

Que para Ti sean todos mis deseos,
Todos mis afectos,
Toda mi voluntad,
Todo mi entendimiento.

Y que mi oración,
Sencilla, humilde y sincera,
Sea Señor para gloria y alabanza tuya.

Te ruego atiendas mí suplica:

(Hacer la Petición Necesitada)

Así sea

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

Dale a "Me gusta" para recibir nuestras publicaciones en facebook

Deja un comentario

veinte + Trece =