Invocación al Arcángel Rafael Arcángel Rafael, por favor haz
Invocación al Arcángel Rafael

Invocación al Arcángel Rafael

FacebookWhatsApp

Invocación al Arcángel Rafael

Invocación al Arcángel Rafael

Arcángel Rafael, por favor haz una visita sanadora (NOMBRE DE LA PERSONA) y estimula la salud y bienestar de todos.

 

Por favor eleva todos nuestros pensamientos, conviértelos en Fe y esperanza y elimina todas las dudas y miedos.

 

Por favor despeja el camino para que la Salud Divina se manifieste aquí y ahora y para siempre.

 
 
Amén.
 
 
 
 
Ritual.
  • Vela verde.
  • Vaso de vidrio con agua.
  • Incienso.
  • Fósforos de madera.

 

Encender la vela, poner del lado derecho el vaso con agua junto con el incienso

Recitamos lo siguiente:

“Glorioso Arcángel Rafael, medicina de Dios, guíanos en el camino de la salvación, ayúdanos en las necesidades, haz feliz nuestros hogares y danos la visión de Dios en el Cielo.

Poderoso Arcángel, atiende mis ruegos; haz tu que la enfermedad se disuelva.”

Áreas de Acción.

Dale a "Me gusta" para recibir nuestras publicaciones en facebook

  • Curación – Sanación.
  • Guia de los sanadores.
  • Invoca la presencia para eliminar bloqueos en el cuerpo energético.
  • Ayuda a encontrar mascotas extraviadas.

    También te gustará : Oración a la Virgen de Guadalupe para pedir por el Amor de la Pareja

    ORACIONES COMPLEMENTARIAS

    Gracias Dios, tú eres digno de gran alabanza por ser quien eres.

    Por toda tu creación, por la vida, la bendición.

    Por la familia, por el trabajo, por la energía para trabajar, por darnos la capacidad de crear, de desarrollar dones y talentos.

    Para darnos la fuerza para ayudar y bendecir a otros con lo que tenemos o con lo que hacemos.

    Amén.


    Damos gracias a Dios porque Él abre caminos nos da su bendición en el camino.

    Van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni angustia porque tenemos serenidad y confianza.

    Le entregamos nuestro corazón y lo buscamos.

    Él extiende su bendición.

    Amén.


    Señor, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

    valor para cambiar las que sí puedo y sabiduría para conocer la diferencia;

    viviendo un día a la vez, disfrutando un momento a la vez;

    aceptando las adversidades como un camino hacia la paz;

    creyendo que Tú harás que todas las cosas estén bien si yo me entrego a tu voluntad;

    de modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida e increíblemente feliz.

    Contigo en la siguiente.

    Amén.

Deja un comentario